Ponente:

Juan Carlos Ondategui-Parra

Fecha: 15 febrero de 2021

El confinamiento debido a la pandemia COVID19 nos ha conducido a cambios de hábitos visuales, tanto en las actividades obligatorias como en las de ocio. Por un lado se han incrementando de forma muy significativa el número de horas en actividades en pantallas electrónicas de visión próxima y por otro, el hecho de utilizar mascarillas de protección en clase inducen ciertas limitaciones que pueden ser un impedimento en las capacidades o habilidades visuales, que evidentemente van a limitar las habilidades visuales lectoras y consecuentemente en la capacidad y comprensión lectora.

Juan Carlos nos explicará en esta ponencia cómo detectar si aparecen problemas visuales asociados a estos cambios de hábito visual y que acciones se deben realizar para evitar limitaciones en las habilidades lectoras.

¿Quién es Juan Carlos Ondategui-Parra?

Juan Carlos Ondategui-Parra es optometrista. Master en Salud Pública y Doctor en Ingeniería Óptica por la Universitat Politècnica de Catalunya. Profesor Titular e investigador en Optometría y Ciencias de la Visión de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). Co-Fundador de la empresa WIVI Vision, solución para detectar y mejorar disfunciones binoculares y habilidades visuales en el área de lectura. Contribución internacional 30 años de experiencia en el sector de visión en diferentes líneas de investigación.  Colaborador en 4 libros publicados además de más de 100 publicaciones nacionales e internacionales en el área de visión.

 

Comparte esta Ponencia

Comments

  1. Paloma Suáres

    Felicidades Juan Carlos, una ponencia de actualidad y muy instructiva. Tengo una hija de 10 años, y el problema de que se le empañen los cristales, usaré la toallitas que nos indicas, lo desconocía.

    He podido observar que con el uso de la mascarilla, me digo a mi misma, ¿estoy sorda o es que no entiendo lo que dicen? ¿Puede ser que leamos los labios más de lo que uno se imagina? He hecho la prueba en familia y parece que ver el movimiento de los labios ayuda a oír mejor…¿o digo una tontería?

    Un saludo

    1. Mónica Cacho Valverde

      Muchas gracias J. Carlos, muy interesante. ¿Se debe insistir en el uso de la tableta, ordenador… de forma individual?, en muchas ocasiones ese tiempo se comparte con dos miembros de un aula, en casa entre hermanos… En éste caso, el niño que está simplemente visualizando, ¿su visión sufre más por la posición que ocupa con respecto al ordenador, móvil….?

      Un saludo.

      1. Ana Pérez Fijo

        Gracias por la ponencia. Pondré en marcha en clase los trucos que me sra posible.
        Sin embargo, cuando nos aconsejas a los docentes que observemos los cambios posturales por efecto del covid, hay que tener ne cuenta que para muchos de nosotros el alumnado es nuevo ya que han cambiado de curso.
        Quizá el demandar a los servicios de salud una revisión oftalmológica a los niños pudiera ser más eficiente. Un saludo.

  2. Juan Carlos Ondategui-Parra

    Hola Paloma, muchas gracias por tú retroalimentación.
    Es muy importante, que la mascarilla quede atrapada por las plaquetas de la gafa, de forma que el aire caliente que respiramos suba directamente hacia la gafa (que al estar a una temperatura significativamente inferior el vapor se condensa en forma de gotas). El uso de líquidos y gamuzas específicas (que podéis encontrar en las ópticas) retrasa significativamente que se empañen los cristales.
    El segundo aspecto que mencionas respecto a la dificultad de comunicación oral con la mascarilla es muy interesante. Destacar varios aspectos:
    1.- El hecho de tener una barrera delante de la boca limita tanto el nivel de transmisión del sonido como la propia discriminación de los sonidos.
    2.- El problema se magnifica en las personas sordas o con limitaciones severas, en las que el uso de mascarillas transparentes para poder ver los labios es crítico para mantener ese contacto de comunicación.
    3.- El hecho de leer los labios, por parte de las personas sin limitación auditiva, es parte de nuestra comunicación visual. Muchas veces, cuando estamos en un evento con mucho ruido de fondo o cuando queremos comunicar con alguien en particular y NO queremos que el resto se entere, hablamos moviendo los labios en voz baja/silente, y somos capaces de entender perfectamente lo que dice. Evidentemente, no tenemos a misma capacidad que una persona entrenada, pero lo usamos muy habitualmente. No no dices ninguna tontería, es un aspecto muy importante, en los niños que tienen alguna deficiencia auditiva y siguen el hilo de la clase mirando a los labios de su tutor/a.
    Es un tema importante, que quizás hasta ahora, no éramos lo suficientemente conscientes. Lo que nos lleva destacar la importancia de las revisiones anuales tanto visuales como auditivas en niños (aunque no se tengan síntomas, ya que las pérdidas suelen ser progresivas y apenas perceptibles).

    Saludos y gracias

    1. Ana Pérez Fijo

      Gracias por la ponencia. Pondré en marcha en clase los trucos que me sra posible.
      Sin embargo, cuando nos aconsejas a los docentes que observemos los cambios posturales por efecto del covid, hay que tener ne cuenta que para muchos de nosotros el alumnado es nuevo ya que han cambiado de curso.
      Quizá el demandar a los servicios de salud una revisión oftalmológica a los niños pudiera ser más eficiente. Un saludo.

      1. Juan Carlos Ondategui-Parra

        Hola Ana,

        Más que una revisión oftalmológica, que también es necesaria, me refiero a una revisión optométrica (por el óptico-optometrista) que evalúe las capacidades y habilidades visuales que permitan una buen la eficiencia y salud del sistema visual. Estas revisiones de deberían programar anualmente.

        Saludos y gracias

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola María,
      El tema de acercarse más, muchas veces está relacionado a la limitación visual con la mascarilla. Y como el niño, a pesar de estar en mobiliario adecuado su edad, no tiene suficiente altura para inclinar la cabeza y volver a tener una buen campo de visión binocular, de forma que para evitar esos problemas / síntomas suele acercarse mas para utilizar un solo ojo y trabajar en visión monocular.

      Es importante que mascarilla quede atrapada por las plaquetas nasales de las gafas. Limita significativamente el paso de vapor a los cristales. Para aquellos casos más complejos, a parte de las gamuzas, existen líquidos y geles que funcionan muy bien. Los podéis recomendar. Los podéis encontrar en las ópticas.

      Muchas gracias y saludos

  3. Sabina Vega

    Me ha parecido muy interesante esta ponencia, todo lo que tenemos que tener en cuenta. Muchas gracias.
    Si quería consultar acerca:
    – Acerca sistema visual; se acerca el niño (hace referencia) a la pantalla y se estrecha su campo visual; ve borroso, imágenes más grandes o borrosas… Este hecho es para todos niños, adultos?
    -Gracias

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Sabina,

      El hecho de acercarse mucho, limita el campo visual ambiental, lo que limita nuestro campo visual periférico, y esto tiene implicaciones en el sistema visual.
      Como muy bien dices, contra mas cerca de un objeto se percibe de mayor tamaño, pero otro aspecto muy distinto es que se mantenga enfocado. Para ello tenemos que utilizar nuestra capacidad de acomodación a un alto nivel y de forma mantenida. El hecho de estar de forma mantenida delante de la pantalla a una distancia inadecuada, hace que se sobre-estimule y somete a un sobre-esfuerzo el sistema visual. Esto hace que el usuario pueda ver borroso o doble, dando síntomas de fatiga visual, enrojecimiento de ojos, picor de ojos, dolor de cabeza, dificultad en mantener la atención sobre el texto.

      Esto ocurre a todas las edades. Teniendo en cuenta que los niños tienen mayores capacidades visuales que el adulto, el adulto se encuentra igualmente afectado. Tenemos esos mismos síntomas, pero que los solemos justificar por cansancio general, pero que realmente son indicadores de una situación estresante para el sistema visual.

      Cuando estas demandas visuales exigentes ponen de manifiesto disfunciones visuales binoculares o acomodativas, tanto en niños como adultos, ambos son susceptibles de mejorar estas habilidades visuales mediante entrenamiento visual, teniendo en ambos casos un pronóstico de mejora excelente.

      Saludos y gracias

  4. Marta Mena Gispert

    Muchas gracias por las explicaciones tan claras,
    Intentaremos mejorar siguiendo las indicaciones. Con el propósito de ayudar a los alumnos que se quejan de dolor de cabeza, o de que no ven bien, deberíamos derivarlos a un especialista, pero a veces terminan las visitas con la conclusión que no necesita gafas pero siguen con el malestar.
    ¿Qué aconseja? ¿derivarlos a optometrista a parte de oculista?
    Por otra parte, ¿recomienda algún artículo sencillo para compartir con padres de alumnos sobre las repercusiones del uso excesivo de pantallas?
    Gracias
    Marta

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Marta,

      la remisión del alumno al especialista adecuado es crítico. Con riesgo de hacer una gran simplificación podemos decir que el oculista / oftalmólogo es el especialista en salud ocular que vela por la salud del ojo, dando tratamientos farmacológicos o cirugía, en su caso. El óptico / optometrista es el especialista en salud visual que vela por la funcionalidad del sistema visual, ya sea de la compensación del error refractivo mediante gafas o lentes de contacto o el mediante terapia visual para entrenar las habilidades visuales (como hablamos en este caso). Para determinar si el sistema visual es eficiente el profesional especializado es el optometrista. Es importante, detectar en vuestra área de influencia optometristas especializados en eficiencia visual. Ellos harán un examen optométrico funcional completo y determinaran la necesidad del uso de gafas y/o terapia visual. Muchos personas no necesitan usar gafas, pero pueden necesitar terapia visual para entrenar sus habilidades visuales.

      Respecto a las recomendaciones os adjunto unos cuantos folletos de diversos colectivos (como podrás ver los tiempos de trabajo y descanso son variados, a pesar de que se basan en el mismo concepto, depende de la edad a la que vayan focalizados: a los mas pequeños tiempo de trabajo mas reducido y descansos mas reducidos (20 min-20 seg-20 pies), y los mas mayores 1,5 horas – 1,5 minutos) :
      1.- https://www.pinterest.com/pin/388435536584166055/
      2.- https://www.pinterest.com/pin/495888608971046603/

      Si necesitas más documentación házmelo saber.

      Muchas gracias y saludos,

  5. Yitzi Castillo

    Muchas gracias Juan Carlos, excelente toda la información.
    Quisiera consultar sobre lo que mencionaste del 20*20*20 (Cada 20 minutos, mirar por 20 segundos a 20 pies) ¿Este ejercicio se debe hacer solo cuando estamos trabajando con una pantalla o también aplica para los momentos en que se realizan lecturas o se estudia algo?

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Yitzi,

      la recomendación del 20-20-20 se generaliza delante de cualquier actividad en visión próxima, principalmente con el uso de pantallas.
      En mi humilde opinión, tenemos que tomar esta recomendación como una pauta. Con los más pequeños puede ser muy útil, pero en los mayores cada 20′ seguramente nos hará perder la concentración y la efectividad del desarrollo cognitivo, por lo que debemos adecuarlo para que no choque con el desarrollo de la concentración y aprendizaje. Por eso soy partidario para los más mayores usar hasta una pauta de cada 1,5 horas, 1,5 minutos, 15 metros.

      Saludos y gracias

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Mª Teresa,

      El profesorado tiene un peso muy importante en la capacidad de detección de todos estos tipos de problemas visuales, así como aconsejar una buena remisión para poder detectar y tratar estos problemas. Es importante remarcar que al igual que las demandas académicas se incrementan en cada curso, pasa lo mismo con las demandas visuales, por lo que una revisión visual anual es imprescindible para asegurar que existe un desarrollo adecuado de las capacidades visuales.

      Muchas gracias y saludos

  6. Mónica Cacho Valverde

    Muchas gracias J. Carlos, muy interesante. ¿Se debe insistir en el uso de la tableta, ordenador… de forma individual?, en muchas ocasiones ese tiempo se comparte con dos miembros de un aula, en casa entre hermanos… En éste caso, el niño que está simplemente visualizando, ¿su visión sufre más por la posición que ocupa con respecto al ordenador, móvil….?

    Un saludo.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Mónica,

      Tanto la pantalla de la tableta u ordenador portátil está pensado para un uso unipersonal, aunque en momentos puntuales se pueda compartir. La pantalla de sobremesa, por el hecho de ser de mayor tamaño y estar a mayor distancia, minimiza los inconvenientes de compartir su uso.
      El hecho de compartir la pantalla de una tableta u ordenador portátil induce a una mayor distancia de trabajo, por lo que en este aspecto visualmente es favorable. Pero se han de tener en cuenta otros aspectos:
      1.- Si el ángulo de observación a la pantalla está muy desplazado respecto al centro de la misma, hay que tener en cuenta que muchas pantallas o filtros accesorios, disminuyen el contraste por lo que existirá una limitación en la visualización de los contenidos de la pantalla.
      2.- Por otro lado la percepción y visualización en posiciones laterales no es la óptima, ya que el diseño de estas pantallas está optimizado para una posición perpendicular al centro de la pantalla.
      2.- Puede ocurrir que en una posición lateral, aparezcan reflejos que el observador principal no percibe, por lo que visualización no será confortable.
      3.- Posiciones laterales extremas suelen inducir a malas posiciones ergonómicas, dando lugar a posiciones de cabeza no adecuadas (que pueden poner de manifiesto disfunciones visuales o incluso inducirlas, así como molestias músculo-esqueléticas en cervicales y espalda).

      En resumen, el uso de pantallas de tableta u ordenador portátil para realizar tareas puntuales es totalmente viable. Realizar tareas prolongadas tiene limitaciones de visualización que pueden inducir problemas y síntomas visuales.

      Independientemente de si los usuarios son una o dos personas, el hecho de mantener tareas prolongadas delante de la pantalla, sobretodo si las realizan a distancias muy próximas, dan lugar a sintomatología y problemas visuales, que van a limitar la eficiencia de la actividad académica realizada.

      Saludos y gracias

  7. James Villarreal Martínez

    Excelente ponencia la que has compartido Juan Carlos, que importante recibir este tipo de orientaciones, sobre todo para nosotros en Colombia que aún no hemos vuelto a las instituciones educativas (las públicas), por lo cual tus recomendaciones serán tenidas en cuenta en el retorno a las aulas.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola James,

      Importante que tengáis en cuenta las posibles limitaciones visuales con la mascarilla cuando los alumnos vuelvan a las aulas, pero muy crítico el uso adecuado de las pantallas de ordenador. Me alegro que os sean útiles y las apliquéis en cuanto podáis. Si necesitáis más importante, no dudes en contactar con nosotros.

      Saludos y gracias

  8. Yoraima Salazar

    Hola saludos, que importante este aspecto (salud) para el conocimiento de padres, representantes, docentes y alumnos. En este periodo de Covid, se hace imprescindible conocerlo dado a la cantidad de actividades que se programan para la realización de los alumnos. De esta manera se pueden tomar en cuenta y de alguna manera minimizar la exposición a largas horas frente a las pantallas.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Yoraima,

      Solo añadir a tu comentario, que la responsabilidad de una posición y uso adecuado de la pantalla es de los alumnos. Padres, representantes y docentes debemos velar, tanto en el aula como en clase, que exista una buena higiene visual (distancia, iluminación, orientación, posición, tiempo) para poder realizar de forma eficiente las tareas visuales que se propongan, sin que sean un riesgo para la salud visual del alumno.

      Saludos y gracias

  9. Raquel Pilar Mazza Riquelme

    Muchas gracias, Juan Carlos.
    El tema de las gafas lo estoy sufriendo en primera persona en clase y es horrible. A pesar de los sprais.
    Es cierto que en el confinamiento se triplicaron las horas delante de la pantalla del ordenador y tablets , al menos para docentes y alumnos y sí que es cierto que nos está pasando factura..
    Ha estado fenomenal y muy instructiva.
    Un saludo
    Raquel

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Raquel,

      muchas gracias por tus comentarios.

      Respecto a las gafas recuerda:
      1.- La parte metálica de ajuste de la mascarilla hay que ajustarla bien a la nariz.
      2.- La mascarilla debe quedar atrapada por las plaquetas de la gafa sobre la nariz
      3.- A parte de los sprais existen uno geles que funcionan muy bien.

      Saludos y gracias

  10. Laura Tocino Quevedo

    Buenas tardes, muchas gracias por la ponencia, me ha resultado muy interesante conocer con mayor detalle las consecuencias a la visión que se derivan de la era Covid. Además del alumnado, los docentes hemos aumentado considerablemente el número de horas frente a una pantalla. Saludos.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Laura,

      la verdad es que no solo los alumnos son los afectados, también profesores y la mayoría de las personas que han pasado a la modalidad de teletrabajo.
      Los problemas visuales que han aparecido con el confinamiento y post-confinamiento afectan a todas las personas (todas las edades) que hayan incrementado de forma significativa el uso de pantallas. Como os comentaba en la ponencia, según el estudio de Salud y Vida mas del 70% de las personas ha duplicado el número de horas de uso de pantallas de ordenador y según el estudio de la Universidad de Navarra realizamos un promedio de 9,15 horas diarias delante de pantallas.

      El problema, es que cambio de hábito no ha tenido una regresión total después del confinamiento, sino todo lo contrario, parece ser que se ha arraigado a nuestros hábitos cotidianos (trabajo, comunicación, redes sociales,…). Ante esto, creo que debemos hacer una profunda reflexión.

      Saludos y gracias

  11. Iñigo Montiel Muñoz

    Hola Juan Carlos y muchas gracias por esta visión del confinamiento que yo, particularmente no me había planteado.
    Me surge una duda que espero me la contestes como profesional. En mi centro utilizamos tablets a partir de 3º de primaria y a menudo les veo con pantallas en negro, de colores e incluso con una muy baja intensidad de brillo. Mi actuación, sin tenerlo claro, es decirles que los ajustes originales de las tablets vienen con el fondo en blanco y que será por algo. ¿Me podrías decir por favor cuál es el mejor fondo o brillo para trabajar con las tablets en espectos como la lectura, realización de ejercicios, etc?
    Muchas gracias

  12. Ana Isabel Sainz Crespo

    Me ha parecido muy interesante la ponencia. Creo que es algo a lo que no damos importancia y cuando queremos reaccionar, es más complicada la solución. No es un problema solo de los niños, los adultos también lo sufrimos. Yo he tenido que cambiar la graduación de las gafas y he empezado con la vista cansada ya que los dolores de cabeza cada vez eran más habituales. Aún así, el ojo izquierdo me está dando un poco de guerra y me pica bastante, probará con las lágrimas artificiales.

    Creo que el método de 20-20-20 sería muy recomendable realizarl0 en clase como un juego colectivo. Ya sé que puede distraer la atención de los niños pero en un momento dado, el profesor debería parar la clase durante dos minutos y hacer algún juego relacionado con mirar a lo lejos. Seguro que los niños se acostumbrarían enseguida a este método.

    Gracias por los consejos.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Ana Isabel,

      Muchas gracias por tus comentarios, y como os comentaba antes, el confinamiento nos ha afectado visualmente a todos los que hemos tenido que incrementar nuestra dedicación en teletrabajo. Mayores y pequeños hemos aumentado el número de horas de trabajo en casa así como las de ocio. Espero que poco a poco vayamos modificando hábitos, Por ello, encuentro muy interesante y atractiva tu propuesta de marcar esos cambios de hábitos desde dentro de las aulas, desde juegos que permitan identificar un beneficio para sus salud visual.

      Muchas gracias y saludos

  13. María del Carmen Ortega García

    Buenas tardes.

    Me ha parecido muy interesante, porque determinados comportamientos que observo no los tenía relacionados con el uso de las mascarillas y gafas. Incluso con la postura del cuello/cabeza.

    Todos estos aspectos los voy a tener mucho más en cuenta a partir de ahora.

    Un saludo.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Maria del Carmen,

      los niños y jóvenes son capaces de adaptarse a las vicisitudes de su entorno de una forma casi instantánea sin ser capaces muchas veces de identificar qué implicaciones pueden tener. Por esa razón, creo que es muy importante que desde los centros educativos y desde casa, estemos atentos a identificar esos cambios de hábitos visuales que muchas veces ponen de manifiesto la existencia de un problema visual, y que esa adaptación simplemente esta mitigando o disminuyendo los síntomas, pero al mismo tiempo empeorando la severidad del problema visual.

      Muchas gracias por tu participación. Saludos

  14. Leticia Carpintero Pallarés

    Efectivamente he detectado en el aula mucho de esos problemas que usted ha mencionado( sequedad ocular,conjuntivitis y orzuelos y dolores de cabeza…son el pan nuestro de cada día). Muchas horas de mascarilla y debido a los confinamientos que seguimos haciendo por contactos con positivos o positivos, el ordenador vuelve a ser de nuevo muy utilizado por alumnos y docentes.

    Muy interesantes los consejos para una buena higiene visual. Se pondrán en práctica!!
    Un saludo desde La Coruña

  15. Eva Álvarez Hoya

    Muy interesante.
    Me ha hecho reflexionar sobre la influencia de la mascarilla en la lectura, algo que no había tenido para nada en cuenta a la hora de la lectura con mis alumnos en el aula.
    Muchísimas gracias.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Eva,

      muchas veces el hecho de tener delante de nosotros una actividad universal no nos permite fijarnos en cómo nos adaptamos a ella. Pero sí que es muy interesante es poder ser sensibles a esos cambios para poder detectar problemas enmascarados. Una revisión visual anual puede permitir valorar si el sistema visual esta en condiciones de afrontar las nuevas demandas visuales de cada curso académico. Sobre todo en los más pequeños, cada curso es un nuevo reto visual, porque las demandas visuales se incrementan igual que las académicas.

      Nosotros mismos hemos visto incrementadas nuestras demandas visuales en estos periodos de confinamiento y no siempre hemos sido conscientes de los síntomas y limitaciones.

      Saludos y gracias.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Maria José,

      El hecho de tener un circuito forzado de aire sobre nuestros ojos es por sí mismo un factor de riesgo. Pero si tenemos en cuenta la sequedad inducida, que indica una menor cantidad de lágrima (y la lágrima tiene como funciones principales lubricación, oxigenación, nutrientes, homogeneizar la superficie óptica y protección) nos encontramos con mayor exposición. A todo esto tenemos que añadir al incremento de riesgo de conjuntivitis por el contacto con las manos cuando nos restregamos y tocamos los ojos de forma involuntaria, sin habernos lavado previamente las manos.

      El dato que os transmitido no es solo que haya un mayor riesgo, sino que durante este periodo se han incrementado significativamente el número de casos de conjuntivitis.

      Delante de una situación de sequedad ocular, lo mas importante es parpadear más o usar lágrima artificial (siempre con las manos límpias). Y en el caso de que haya legaña u ojo rojo acudir al oftalmólgo.

      Muchas gracias y saludos

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Begoña,

      pregunta muy interesante. Pero quizás yo LAS plantearía de forma diferente.

      1.- Cuál es la demanda académica a cubrir en on-line para los diferentes cursos? Cada edad tiene unas demandas y capacidades distintas.
      2.- Tiene en cuenta una planificación de descanso en medio de una sesión (entiendo un clase lectiva)?. Y cuando hablo de descanso, hablo de descanso visual.
      3.- Tiene en cuenta paradas de descanso visual entre sesiones. (todos nosotros hemos estado dando clases on-line y justo cuando acabamos nos conectamos al correo u otras actividades on-line, seguimos con mas clases sin descansar).

      Para cada edad y demanda debemos asegurar que el sistema visual puede mantener esas sesiones sin síntomas de borrosidad, ver doble, fatiga visual, molestias oculares.
      Mediante descansos breves de forma repetida se puede evitar de forma muy significativa el cansancio visual. Otro tema muy diferente es el de atención, motivación y cansancio general.

      Creo que has tocado un tema muy sensible, al que deberíamos dedicarle atención para mejorar la efectividad de nuestras clases, a todos los niveles. La parte visual es una más que se debe tener en cuenta en todo el proceso.

  16. BERTA HERREROS

    Hola Juan Carlos, sinceramente me ha parecido muy muy interesante y productiva tu ponencia.
    Tengo alumnos de SEGUNDO curso de primaria y , tras el COVID, en clase y a la hora de leer, estaba notando todas esas alteraciones de las que hablas y ¡Por fin una respuesta a mis preguntas!. GRACIAS.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Berta,

      Genial, ya tienes hecho lo más difícil, identificar. Ahora toca remitirlos para saber los que realmente tienen un problema de los que no. Me alegro que te haya sido útil la ponencia. Realmente los alumnos que tienes son capaces de realizar adaptaciones casi automáticas sin darse cuenta de que han podido cambiar radicalmente hábitos de lectura.
      Si necesitas más apoyo o información, no dudes en contactar conmigo,

      Muchas gracias y saludos

  17. Juan Carlos Ondategui-Parra

    Hola Iñigo,

    haces una reflexión muy buena.

    Clásicamente, hemos utilizado libros con fondo blanco y texto negro. Pero cuando pasamos a pantalla retro-iluminada (smartphone, tablet, portátil o pantalla de ordenador) tiene un alto contraste, con el que hemos intentado imitar los textos clásicos de papel y tinta, sin tener en cuenta los grandes cambios tecnológicos. Teniendo en cuenta que cualquiera de las opciones permite una buena legibilidad, me gustaría destacar varios aspectos:

    1.- Un contraste adecuado entre el fondo y el texto es una de las características del texto que pueden influenciar en la legibilidad y por consiguiente en la velocidad lectora. Las condición más habitual es fondo blanco y texto negro (Contraste POSITIVO). pero muchos textos combinan fondos de color con letras de diferentes colores, por lo que muchas de esas combinaciones tienen un bajo contraste, limitando la legibilidad.
    2.- Cuando trabajamos con contraste POSITIVO (fondo blanco y texto negro), es muy importante garantizar un contraste del 80% entre el texto y el fondo. Por debajo de ese contraste, existe dificultad en diferenciar la letra y puede afectar a la capacidad lectora, disminuyendo la velocidad lectora. Por otro lado, un contraste muy elevado en pantalla digital hace el que el usuario de encuentre incómodo y por lo tanto aparezca fatiga visual. El contraste, va a depender de la iluminación ambiental, y la mayoría de dispositivos tiene la opción de realizar un ajuste automático, es decir, cuando hay una elevada luz ambiental aumenta el contraste de la pantalla, y cuando disminuye la luz ambiental también disminuye el contraste (e incluso en algunos dispositivos el tono, tendiendo a colores más cálidos). Que los niños ajusten el contraste del tablet es interesante porque en momentos determinados les puede ser muy beneficioso, pero creo que es muy interesante el uso del ajuste automático en función de la iluminación ambiental.
    3.- El contraste NEGATIVO (fondo negro y texto blanco) está teniendo mucho éxito social desde que lo implantaron las grandes empresas del sector (Apple, Microsoft, Samsung,…). En condiciones de elevada iluminación ambiental, algún estudio ha demostrado que el comfort y velodidad lectora disminuye, especialmente en personas mayores. Pero también es verdad que en condiciones de baja iluminación ambiental estas diferencias se minimizan. Unos de los aspectos atractivos a tener en cuenta es que suele incrementar el contraste cuando se combina con textos en color, es por ello que muchos programadores informáticos trabajan en estas condiciones. Si necesitan más contraste de pantalla, pueden incrementar significativamente sin riesgo a sentir fatiga visual, ya que la mayoría de la pantalla se mantiene en negro. No olvidemos, que muchos de nosotros aprendimos muchas cosas escritas en pizarras verdes/negras con textos escritos en tiza blanca (y no se veía tan mal), pero también es cierto que era en visión lejana y no en visión próxima.

    En resumen, mi recomendación es analizar los siguientes aspectos:
    1.- Valorar la luz ambiental que existe en el aula, en la sala, en la habitación. Si hay suficiente luz ambiental o no.
    2.- Tamaño del dispositivo, contra más grande mayor relevancia,
    3.- Quizá el más importante, que tipo de texto y combinaciones de color va a tener.

    Espero haber contestado tus dudas, si no es así házmelo saber.

    Muchas gracias y saludos

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Mº Asunción,

      Estamos delante de un cambio significativo en los hábitos visuales de nuestros alumnos y de nosotros mismos. Ellos aún tienen que desarrollar y estabilizar muchas habilidades visuales. El uso prolongado de pantallas en visión próxima nos ha puesto en alerta en que hay algo que no esta funcionando. El sistema visual tiene suficiente capacidad para adaptarse a muchos cambios, pero no todos lo pueden hacer con la misma facilidad. Es por ello que es crítico realizar revisiones optométricas anuales para determinar el estado de las capacidades y habilidades visuales, determinar si son suficientes o si es necesario realizar algún tipo de acción.

      Como decía el la ponencia, las pantallas no tienen inducen un riesgo físico, pero su uso sí. Debemos racionalizar su uso y preparar nuestro sistema visual para ello.

      Hay un relato (muy simplista pero con un gran fondo) que siempre me gusta recordar. Hace miles de años un individuo necesitaba para sobrevivir una buena visión lejana, para poder detectar animales para la comer y al mismo tiempo para vigilar no ser depredado por animales mayores. Mientras que la visión próxima no era vital para sobrevivir. Dicho de otra forma, un sujeto miope lo tenia muy complicado en la prehistoria para sobrevivir.
      Hoy, siglo XXI, centramos la mayoría de las actividades que nos permiten ganar nuestro sustento en visión próxima (y sin una buena visión de cerca creo que sería mucho más complicado poder realizar las tareas cotidianas de forma efectiva) mientras que las de visión lejana han dejado (en la mayoría de los casos) de ser vitales para subsistir. Un miope, sin gafas puede ver con comodidad una pantalla de ordenador en visión próxima. Ha habido una adaptación a las demandas visuales.

      En resumen, no creo que nuestros alumnos tengan grandes problemas visuales, porque estaremos atentos para que eso no ocurra (estamos en la era de la detección masiva) y por otro lado porque el sistema visual creará sus mecanismo de supervivencia (pero no sé si nos dará tiempo a verlo).

      Muchas gracias por tu pregunta.
      Saludos

  18. Jacqueline Macedo Pereira

    Excelente ponencia. Mi hijo de 6 años realiza ejercicios de terapia visual de acomodacion y convergencia con dos palitos de color, y seguimiento ocular, y automatizando el movimiento con las manos. Para la vision cercana usamos tablet y 20 minutos con parche cada ojo. Como puedo integrar esos ejercicios ahora con el uso de la mascarilla? Muchas gracias! Un saludo.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Jacqueline,

      El optometrista que está llevando el caso de tu hijo seguro que tiene programado que momento es el más adecuado integrar ejercicios de binocularidad (convergencia / divergencia). En teoría, cuando tu hijo acabe la terapia visual podrá afrontar sin ningún problema las demandas visuales, incluso con la mascarilla. Tener en cuenta que no vemos con con los ojos, sino con cerebro. Debemos preparar el sistema visual para que puedan llevar imágenes muy similares y coordinadas para poder procesar lo que captan nuestros ojos.

      Si necesitas cualquier cosa contacta conmigo.

      Saludos y ánimo!!

      Muchas gracias

  19. Ester Meroño Bori

    Buenas tardes Juan Carlos Ondategui-Parra,

    En el aula se observan cambios significativos en los hábitos visuales del alumnado. ¿Qué recomendaría a las familias y al profesorado de primer ciclo de Primaria para subsanar los hábitos nocivos adquiridos durante el confinamiento?

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Ester,

      pregunta muy interesante, quizá los intentaría resumir en los siguientes puntos:

      1.- Mantener una distancia adecuada a cada tipo de elemento.
      1.1 Móvil a un mínimo de unos 35-40 cm. (Aunque esto depende de la edad y altura del niño, solemos recomendar que no se acerquen a una distancia de referencia, que sería desde el nudillo del dedo corazón apoyado en la pómulo – al lado del ojo – hasta el codo)
      1.2 Papel a un mínimo de unos 35-45 cm. (Aunque esto depende de la edad y altura del niño, solemos recomendar que no se acerquen a una distancia de referencia, que sería desde el nudillo del dedo corazón apoyado en la pómulo – al lado del ojo – hasta el codo)-
      1.3 Pantalla de portátil a un mínimo de unos 45-50 cm
      1.4 Pantalla de ordenador a un mínimo de unos 60-70 cm

      2.- Programar descansos visuales. que implica mirar lo más lejos posible (y no confundir que descansar visualmente significa hacer otra actividad en visión próxima, como un juego). Esto va a depender de la edad.
      2.1 En los mas pequeños podemos aplicar la regla de 20-20-20. Cada 20 minutos de tarea visual, 20 segundos mirar un objeto a un mínimo de 20 pies (unos 6 metros).
      2.2 En los jóvenes podemos aplicar una regla de 1.0-1.0-10 metros. Cada 1,0 horas de tarea visual, 1,0 minutos mirar un objeto a un mínimo de 10 metros (tiene el mismo efecto visual que a 6 metros)
      2.3 En los mayores podemos aplicar una regla de 1,5-1,5-15 metros. Cada 1,5 horas de tarea visual, 1,5 minutos mirar un objeto a un mínimo de 15 metros (tiene el mismo efecto visual que a 6 metros)

      3.- Programar revisiones optométricas anuales, aunque no existen síntomas o molestias. Esto es muy importante, porque muchas veces el sistema visual crea mecanismos de supresión binocular para evitar las molestias binoculares, a pesar de existir un significativo problema visual.

      Creo que aplicando estos tres puntos, ya estaríamos haciendo un gran cambio en nuestros hábitos visuales para mejorar nuestra salud visual.

      Muchas gracias y saludos

  20. Almudena Fuente

    Buenas tardes :

    Gracias por la ponencia y hacer hincapié en los distintos tipos de niños en el uso de las mascarillas y hacer hincapié en la respuesta del uso de las mismas en los niños.

    Me ha parecido muy útil.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola Almudena,

      la realidad del COVID nos lleva a ser prudentes y precavidos, por lo que el uso de la mascarilla se ha convertido en parte de nuestra indumentaria diaria en público, Por lo que debemos tener en cuenta las características de cada uno de nosotros y ver si nos adaptamos de una forma adecuada.

      Muchas gracias y saludos

  21. Maribel Sancho Coco

    Buenas tardes Juan Carlos,
    Enhorabuena por tu ponencia, muy didáctica. Tengo dos cuestiones:
    – Hablas sobre geles que evitan que se empañen las gafas. Mis alumnos han probado varios y también spray y no les ha resultado bien. ¿Habría alguno específico y efectivo que pudieras recomendarme?
    – También comentas los posibles problemas músculo esqueléticos que pueden tener por no existir esa inclinación suficiente en la mesa cuando hacen su trabajo. Hay actividades que les proyecto, pero el trabajo individual de cada alumno han de hacerlo ellos. .Tendrías alguna recomendación para solventar esto, aparte de un atril.
    Gracias.

    1. Juan Carlos Ondategui-Parra

      Hola María,

      pues… teniendo en cuenta el 85% de la información que llega al cerebro es a través de los ojos, creo que tener un sistema visual eficiente (una buena salud visual) para afrontar las demandas visuales académicas es un punto clave en el correcto desarrollo de nuestro alumnado,

      Saludos y muchas gracias

  22. Marta Moreno Tornero

    Hola Juan Carlos, me ha parecido muy interesante tu ponencia ya q tengo un hijo que nació con un problema en el ojo y, tras cuatro operaciones, lleva gafas y utiliza parche.
    Aunque está en primero de infantil y no usa mascarilla, tiene deficiencia visual y el mismo utiliza sus técnicas para ver mejor a la hora de hacer cualquier tarea.
    Muchas gracias

  23. Juan Carlos Ondategui-Parra

    Hola Marta,

    el caso de tu hijo con un problema de nacimiento, implica unas limitaciones en el desarrollo neuro sensorial que le limitan la binocularidad. Tras las operaciones y el parche se intenta estimular ese ojo y posteriormente si mejora lo suficiente la agudeza visual se debería trabajar la binocularidad. Hasta ahora ha estado trabajando de forma monocular con su ojo sano, por lo que ha creado sus mecanismos de adaptación, pero puede presentar la sintomatología debida al exceso de horas delante de la pantalla o trabajo muy próximo, tipo fatiga visual o borrosidad. Sé que estas muy encima de él y concienciada de su situación, que es de lo que se trata. Si necesitas cualquier cosa no dudes en contactar conmigo.

    Saludo y gracias,

  24. Zaida Cabello Santana

    Muchas gracias por su aportación ya que consideero que todos hemos sido conscientes del impacto de las tecnologías en nuestros alumnos durante el confinamiento, pero yo personalmenete no me había planteado cuestiones o dificultades de tipo visual que podían llegar a afectarles de tal manera. Muy interesante.

  25. MARIA SOLEDAD PROL CID

    Buenos días, felicidades por su ponencia. Muy interesante. En cuanto al uso de las mascarillas picudas FFP2 que dificultan en el enfoque a la hora de leer. Me gustaría saber si en la rutina diaria, caminar, conversar, hacer deporte, la mascarilla FFP2 dificulta la visión o la empeora. Gracias Juan Carlos.

  26. Consuelo Acosta Rodríguez

    Buenas tardes, muy interesante tu ponencia Juan Carlos, es cierto que a los niños/as en clase les está costando mucho concentrarse por el tema de empañamiento de las gafas debido a las mascarillas y he notado en ellos mucho nervisismo porque no se pueden concentrar en la actividad de la misma manera que sus otros compañeros/as.
    Enhorabuena por la ponencia.

COMUNÍCATE CON EL PONENTE A TRAVÉS DE ESTE FORO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.